martes, 18 de marzo de 2014

Quiso hacer de la fotografía un arte y… lo logró... Bob Borowicz

Boguslaw Borowicz. ( Mi profesor)







Nacido en Poznania, Polonia, en 1922. Conocido como Bob, se formó en la fotografía como auto didacta, fue llevado por cinco años cuando joven a un campo de concentración nazi, perdió a todos sus hermanos en la guerra. En 1945 al término de la guerra es liberado. Después de la guerra se desempeñó en  varios trabajos como la radio,  y corresponsal de prensa en Frankfurt, Alemania.

Hablaba seis idiomas, y estando en su trabajo en Alemania decide venirse a Chile en 1951, en este país se dedicó de lleno a la fotografía, y además fue contratado como profesor en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura.



NIÑOS POBRES








Durante el año 1973, Bob abrió su propia academia de fotografía, llamada “Estudio Arlequín”, ubicada en la Galería Imperio de Santiago, donde se dedicaba a enseñar técnicas de claro oscuro, y a jugar con toda la gama de grises existente entre el blanco y el negro. Él decía; me gusta la fotografía  blanco y negro, porque se consigue un campo amplio de interpretación, experimentación, y creación. Fue un artesano del laboratorio blanco y negro, donde la selección de los químicos, del papel, y la película lo hacían conseguir obras finales de muy buen sentido y de calidad absoluta.

TATIANA ALAMOS,  PINTORA







Retrató con su cámara Hasselblad, a muchas personalidades chilenas de esa época, tomó retratos e imágenes de la pobreza, vistas urbanas de construcciones y poblados, paisajes chilenos y desnudos femeninos, género en el que Bob Borowicz fue pionero, y la figura humana  predomina en la mayoría de sus obras. Documentó y fotografío muchos eventos sociales como fotos de estudio de matrimonios, y se convirtió en retratista de moda, tenía mucha habilidad y ojo para capturar imágenes de momentos fugaces, alcanzando fotografías de un gran valor humano. También desarrolló un estilo muy particular de fotografía, que podríamos titular “Dúos”, porque cada rostro tiene una forma equivalente sugerida y equilibrada, que contextualiza o acompaña, fotos que fueron tratadas con iluminaciones sutiles, dando lugar a luces y sombras







COMPOSICIÓN DE LABORATORIO



Bob Borowicz dividía el proceso de la fotografía en dos etapas, una intuitiva, en la que se captaba rápidamente la imagen en tiempo y espacio, y la otra etapa era reflexiva que se trabajaba en el laboratorio trabajando los claro oscuros,  los grises y  las luces y las sombras de las imágenes capturadas. Bob decía; que la fotografía era un arte más limitado que la pintura, y por lo tanto más difícil, porque el límite lo pone la realidad, nosotros los fotógrafos pintamos con la luz, y ahí encontramos la expresividad.





"SIN TÍTULO", Imagen de desnudo,
 destaque de luces y sombras



Fue el impulsor de la mención en fotografía, en la carrera de Artes Visuales de la Universidad de Chile, profesor de fotografía en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, siendo éste el primer profesor universitario de fotografía en Chile. Hoy somos muchos los que aprendimos fotografía con Bob Borowicz, y de todos muchos famosos de la fotografía actual.








Página dedicada a mi profesor de fotografía.
Escrito por: Alejandro Glade R



2 comentarios:

  1. Gracias; lo he intentado sin resultados positivos, la belleza del blanco y negro, bajando, subiendo, permite que la mente desdibuje y busque la significación en nuestra esencia; el secreto esta en el laboratorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El manejo del laboratorio, es de suma importancia, la fotografía se termina de capturar ahí, muchas son las fotografías que se escapan en el laboratorio... muchos de los secretos y el filing está en el trabajo de laboratorio. Saludos.

      Eliminar