domingo, 1 de febrero de 2015

La fotografía del árbol

La fotografía de la naturaleza es un género favorito de la fotografía, y dentro de la fotografía de naturaleza, los árboles son uno de los temas más comunes. Los árboles son un tema muy extenso, y tremenda-mente diverso, y podemos hacer que los sujetos se vean bellos y majestuosos.

En algunos aspectos, los árboles también son fáciles de fotografiar: son amplia-mente visibles y, a diferencia de los animales, no se mueven, lo que le permite componer cuidadosamente exactamente la foto que se desea capturar. La mejor manera de llegar mejor a fotografiar árboles es salir, mirar los árboles, y tomar un montón de fotos de árboles de todos tipos.


Sin embargo, hay algunos consejos y trucos que pueden ayudarle a tomar hermosas fotos de árboles.

La mejor manera de mejorar en la fotografía de árboles es tomando fotografías de ellos. Sin embargo, conseguir una buena composición y además creativa, es importante el ángulo y el aspecto del árbol que deseamos enfocar, podemos ayudar a descubrir nuevas formas de tomar fotografías artísticas de majestuosos árboles. Escoja un árbol, cualquier árbol, y trate de fotografiar de tantas maneras y de tantos ángulos como sea posible. Centrarse en las hojas, la corteza, en los tallos, en las raíces, las frutas y las flores, o sólo las ramas desnudas, dependiendo de la temporada. Compare la corteza en el tronco de la corteza de las ramas más pequeñas, o las hojas bajas en el árbol con las hojas superiores a la parte superior,  debemos tomar fotos del árbol desde la distancia, así como desde el interior del árbol.  Fotografiar el suelo bajo el árbol; mirar hacia arriba siguiendo al árbol hacia el cielo. 

Fotografiar los ecosistemas en miniatura creados  por el árbol, el musgo o líquenes que crecen en el tronco o las raíces, los animales u otras plantas que hacen de este árbol su casa, y el suelo o la tierra en la que el árbol vive.


Los árboles son muy dinámicos. El color y el aspecto de las hojas caducas de los árboles, los cambios que se producen intensamente en las diferentes estaciones del año, los procesos  de brote de hojas frescas, ya que sus hojas maduran y se vuelven más oscuras y verdes, y luego como las hojas cambian de color y caen en el otoño. Los árboles de hoja perenne tienen cambios más sutiles durante todo el año, pero ellos son dinámicos también.



Los árboles también se ven muy diferentes en diferentes momentos del día y en diversas iluminaciones. Los árboles son máquinas de captura de luz, y en consecuencia, los efectos visuales como el sol brilla sobre ellos, desde diferentes ángulos a lo largo del día pueden ser sorprendente-mente complejos e interesantes.














En algunos casos es posible que deseemos fotografiar el sol que se filtra a través de sus ramas o interesantes sombras proyectadas por el sol, mientras que en otras ocasiones es posible que un día nublado o incluso de lluvias nos traiga buenos contrastes de colores que no son evidentes en un día claro.



Las inclemencias del tiempo tales como inundaciones, sequías, nieve a menudo producen escenas nuevas y hermosas con árboles que se pueden capturar en las fotografías. Aunque un árbol puede estar en el mismo lugar durante años, es posible que tengamos sólo una oportunidad de capturar una escena única en una fotografía.




El conocimiento botánico para hacer fotografías de árboles no es necesario, pero sin duda no nos hace daño el saber más. Algunas personas ven un árbol y ven sólo un árbol; otros podrían ver un roble, o aún más. Cada especie diferente tiene una apariencia y un hábito de crecimiento determinado. Saber más sobre la biología y ecología de los árboles pueden guiar y enriquecer su experiencia como fotógrafo.
Como se llega a conocer las distintas especies de árbol, usted sabrá dónde para volver a encontrar hermosos colores de otoño, flores de primavera, o formas interesantes de ramas desnudas en invierno, incluso cuando usted visita en otro momento del año en que la escena puede parecer más mundana. El conocimiento de la ecología y la biología de un árbol, y su habilidad para fotografiar ese tipo de árbol a menudo van mano a mano. Usted encontrará que a medida que aprende más sobre un árbol, usted se convierte en un mejor captor de los aspectos interesantes en las fotos, y usted también encontrará que cuanto más se fotografía a un árbol, más curioso te vuelves sobre el árbol en sí y sus relaciones con otros los seres vivos.

 Apague el computador, y salga a la calle, a tomar algunas fotos de árboles. Usted no tiene que hacer algo muy fantástico,  comience con el primer árbol que encuentre!... Obtendrá buenísimas fotos.

Escrito por: Alejandro Glade R.


No hay comentarios:

Publicar un comentario